¡Feliz Navidad!

-Mamá, ¿dónde está papá?

Laura no se atrevía a decirle nada a su niña hija de 4 años. No era capaz de decirle que su padre había desaparecido en la guerra. Para ella, su papá estaba trabajando muy lejos de allí y pronto iba a volver para comer polvorones y trufas con ella.

-Alicia, papá está… Trabajando, sí, trabajando y aún no puede venir.

-¡Jo! Yo quiero comer polvorones con papá, me gusta cómo me los aplasta.

-Yo te los aplasto si quieres, princesa.

-No, sólo me gustan cuando los aplasta papi- dijo Alicia mientras subía llorando las escaleras en dirección a su cuarto.

En ese momento sonó el timbre y a Laura se le encendió una chispa de esperanza en el corazón. Deseaba con todas sus fuerzas que fuera Tommy. Llevaba tanto sin saber de él… Necesitaba verlo, abrazarlo. Salió disparada hacia la puerta principal y la abrió con gran rapidez.

-Hola.

-¡Ah! Hola papá…- dijo tristemente. Confiaba en que fuera Tommy.

-¿Y ese tono de desilusión? ¿Esperabas a otra persona?

-Ya sabes papá, tenía la vaga esperanza de que fuera Tomas…

-Lo siento. ¿Sigues sin noticias de él?

-Sí…- dijo mientras su padre la abrazaba. Laura no podía más y se echó a llorar.

Poco a poco fue llegando toda la familia y pronto empezaron con la cena de Navidad. La mesa estaba llena de personas que rebosaban alegría, todas excepto Laura. Cenaron tranquilamente y sacaron los postres.

-Hola.

Laura casi se atragantó con la tarta.

-¡TOMAS!

-Hola preciosa.

-Pero, pero… ¡Estás aquí!

-No podía faltar en Navidad.

Laura salió corriendo y saltó a los brazos de su marido. Había lágrimas, besos, sonrisas, miradas de ilusión…

-¡Papá!- dijo Alicia mientras corría a abrazar a su papá.

-¡Cariño! Qué grande estás ya, madre mía. ¿Sabes qué? Te traigo un pequeño regalo- dijo Tomas mientras sacaba una cajita de su bolsa.

Alicia la abrió rasgando el papel con gran emoción.

-¡Polvorones!

-Sí, tus favoritos. ¿Quieres que te los aplaste?

-Sí, sí, sí.

-Tomas- dijo Laura.- Te quiero.

-Te adoro pequeña.

Espero que paséis unas felices fiestas. Hoy va por todos los que están con nosotros, los que por desgracia ya no pueden compartir estos momentos ni otros, y por los que a pesar de los kilómetros que nos separan es como si estuvieran aquí.

 

¡¡FELIZ NAVIDAD CHICOS!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s