Todo por amor

“Un paracaidista noruego de 31 años, con una experiencia de más de 200 saltos, falleció tras saltar en paracaídas y sin autorización desde el segundo piso de la parisina Torre Eiffel”.

Arranco la hoja, doblo la noticia y la meto en el bolsillo de mi pantalón… me bebo el café de un solo sorbo y sonrío… seguro que el paracaidista estaba enamorado…

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s