Yo no puedo caminar si no estás junto a mí. Si no tengo tu amor, yo no puedo vivir.

En la tormenta, en el desierto, allí estuviste dándome aliento. Si no es por ti, ¿qué sería de mí? Porque tú has llenado mi existir. Sin ti, el cielo oscuro estaba, sentía que algo me faltaba. En ti encontré lo que buscaba, tú llenaste el vacío que había en mi alma.

Tu mirada me llena de bendición, en ti encontré el verdadero amor, te agradezco porque borraste mi dolor.

Eres mi dios. Hubo noches cuando no podía dormir, los problemas y el temor me hacían sufrir. Y en mi soledad entraste tú, dándome fuerzas para seguir.

Y ahora soy testigo de que tu palabra es verdad, yo lo sé, que tú me guiarás, me  sustentarás.

Tú eres la luz que me alumbra en la oscuridad. Tú eres mi barco, mi guía en el mar. Tú eres mi fuerza, mi fe en la tempestad.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s